CASC realiza su tradicional Cena de la Confraternidad por sus 55 años

22

Santo Domingo.-La Confederación Autónoma Sindical Clasista CASC, realizó su tradicional Cena de la Confraternidad, con  la participación del empresario José Luis Corripio Estrada (Pepín Corripio), como orador invitado, fue la versión número 33, en conmemoración de sus 55 años de fructífera existencia.

Se celebró en el Hotel Dominican Fiesta de esta ciudad, ante la presencia de más de 600 personas, entre dirigentes políticos, empresarios, religiosos, sindicalistas miembros las demás centrales de trabajadores y militantes de las entidades afiliadas a la CASC de todo el país.

El secretario general de la CASC, Gabriel del Río Doñé, al dar la bienvenida al evento indicó que es un honor para esa Central Sindical que un emprendedor de la calidad de Don José Luis Corripio Estrada (Pepín Corripio) sea el Orador Invitado en esta versión No.33 de la Cena de la Confraternidad.

“La CASC ha sido un movimiento de trabajadores emprendedores desde su nacimiento y es oportuno contar con una figura líder en emprendimiento como lo es Don Pepín Corripio, que ha sido un ejemplo de perseverancia y consistencia en la vida económica y social del país”, destacó Del Río Doñé.

Señaló que la actividad forma parte de la filosofía de trabajo que como organización de la sociedad dominicana no puede estar aislada de los sectores que son actores fundamentales del desarrollo junto a los trabajadores. 

Explicó que es por ello que la CASC comparte su escenario con el mundo político, con el mundo empresarial, el mundo religioso y el mundo social de la República Dominicana.

“No tenemos bandera ni discriminación de ninguna índole, en la CASC hay de todas las expresiones políticas, religiosas y sociales que comparten los principios y valores del humanismo cristiano en que se fundamenta nuestra organización”, reiteró el dirigente sindical.

Del Río Doñé hizo un llamado a  todas las organizaciones afiliadas, a colaboradores y al público en general a que se animen a participar como siempre con entusiasmo que “a pesar de vernos afectado por 2 Huracanes consecutivamente, en los últimos días”.

En ese sentido indicó que como parte de su responsabilidad social, la CASC llama a la población a sumarse a las labores de socorro a los damnificados de los huracanes Irma y María.

Informó que para tales fines la CASC ha dispuso convertir su sede central, “La Casa del Trabajador”, en un centro de acopio, para recabar ayuda que será destinada a mitigar los daños ocasionados por los fenómenos naturales que afectaron seriamente a las zonas Este y Norte de República Dominicana y a la isla de Puerto Rico.