Elecciones de 2020 son un reto para la JCE

21

Santo Domingo.-Las elecciones generales de 2020 se perfilan como las más complejas de la historia dominicana, en donde se celebrarían dos certámenes con menos de tres meses de por medio.

El domingo 16 de febrero se realizarán las municipales con voto preferencial para regidores y vocales de distritos municipales.

Tres meses después, la Constitución establece que deben celebrarse las elecciones presidenciales y congresionales, también con voto preferencial a nivel de diputados.

En los dos procesos electorales se elegirán 4,106 cargos a los que tienen derecho a optar los 26 partidos reconocidos, aunque la mayoría de ellos presentan candidaturas comunes.

En estos comicios se estaría utilizando por primera vez el voto preferencial a nivel de regidores y vocales de distritos municipales, con lo que se trasladaría a este nivel las complejidades que aún no ha logrado superar la Junta Central Electoral a nivel congresional.

Las elecciones municipales y congresionales obligarían al órgano electoral a elaborar 450 boletas distintas que deberán ser contadas de manera separadas.

Más de las elecciones

En las elecciones de 2020 se elegirán unos 1,164 regidores con la misma cantidad de suplentes, así como 730 vocales, número que podría aumentar dependiendo de la cantidad de habitantes registradas para cuando llegue el año electoral.

Asimismo, serán electos alrededor de 158 alcaldes, 32 senadores y 190 diputados.

Lo que representa un reto para los nuevos miembros de la Junta en el montaje de los comicios de 2020

 

Es por esta razón que el presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, ha solicitado a la comisión bicameral que estudia el proyecto de ley de partidos políticos, que sea pospuesto “el voto preferencial” para otro momento.

Castaños Guzmán lo ha calificado como un “pandemonium institucional”.

“Si volvemos a la boleta cerrada y bloqueada en el nivel municipal, el número de boletas electorales distintas se reduciría de 450 a 164, disminuyendo el nivel de complejidad de las elecciones y el costo de la campaña electoral”, ha dicho el titular en varias ocasiones.

Otro órgano que tendrá que trabajar jornadas extendidas es el Tribunal Superior Electoral, que se encarga de conocer los recursos de impugnación elevados por los candidatos y las cúpulas de los 26 partidos reconocidos por la Junta.

Pese a que aún faltan tres años para las elecciones, las aspiraciones presidenciales están a “flor de piel”, con la conformación de proyectos políticos de cara a esos comicios.

Tal es el caso del expresidente Hipólito Mejía, quien ya nombró al extitular de la JCE, Eddy Olivares, como vocero de su proyecto presidencial, que hasta el momento ha sido denominado H20.

También Luis Abinader está activando en procura de la candidatura presidencial del PRM.

Mientras que en el oficialista Partido de la Liberación Dominicana el activismo es más soterrado.

Montaje.

La JCE instalará unos 16,000 colegios , y contrataría a más de 100,000 personas.

Deudas pendientes.

El presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, ha revelado que el costo de las elecciones como están planteadas sería muy superior a las anteriores.

Estos comicios podrían ser caóticos

La politóloga Rosario Espinal catalogó las elecciones de 2020 como caóticas, por la gran cantidad de candidatos que deberán ser elegidos en el nivel municipal por medio del voto preferencial.

Aseguró que este método expone al sistema electoral a la búsqueda del financiamiento por cualquier medio. Asimismo eleva el costo y logística entre cada uno de los candidatos.

Además, aumentaría las disputas entre los partidos y candidatos.

“Se van a multiplicar los problemas si se aplica el voto preferencial en esos niveles”, dijo.

Afirmó que una de las dificultades que enfrentarán la JCE y los propios candidatos tras haber pasado el proceso será en el conteo, por las complejidades de las boletas.